Compartir las fantasías sexuales

Compartir las fantasías sexuales

Todo el mundo tiene fantasías sexuales, muchos sueñan con compartir las fantasias sexuales con su pareja. Por otro lado hay personas que tienen muy pocas fantasias, algunos tienen más y otros menos, algunos las tienen más subidas de tono que otros, pero, por más que algunos se empeñen en negarlo: todos tenemos fantasias sexuales y todos deseamos compartir las fantasias sexuales. Y, no solo no tienen nada de malo, sino que son realmente buenas por muy diversos motivos. No importa si es con una chica escorts sevilla o con una chica escorts navarra, o mallorca e incluso con tu pareja. Lo que importa es cumplir con esos deseos y hacer realidad estas fantasias. Veamos algunas de las cosas buenas de las fantasías sexuales:

  • Ayudan a activar el deseo y conseguir experimentar una excitación mayor.
  • Sirven para recordar experiencias agradables del pasado y para ensayar posibles prácticas de cara al futuro.
  • Funcionan para salir de la rutina, aunque solo sea dejando volar la imaginación.
  • Pueden modificarse como se prefiera en cada momento de la vida.
  • Cuanto más se fantasea, más fácil resulta conseguir sentirse bien y estimularse sexualmente.
  • Permiten experimentar la variedad sexual sin necesidad de hacerlo físicamente.

Y esto son solo algunos ejemplos de los beneficios de las fantasías sexuales, en cada caso en particular habrá beneficios extra añadidos por la situación personal, como puede ser la posibilidad de solucionar problemas sexuales mediante la imaginación y las fantasías eróticas.

Tener fantasías sexuales no significa que haya insatisfacción sexual alguna ni tampoco que queramos que todas las fantasías se hagan realidad. Si fantaseamos con una persona que no es nuestra pareja, tampoco hay motivo para pensar que se desee abandonar por la otra persona. Hay que partir de que las fantasías sexuales son tan solo eso y no tienen porqué tener mayor relevancia necesariamente. Si deseamos llevarlas a cabo, deberemos elegir bien cuáles practicamos y con quién.

¿Es necesario compartir las fantasías sexuales con la pareja?

Compartir las fantasias sexuales dependerá del tiempo que lleve la relación así como también la forma de ser de la persona con quien se van a compartir. Buenos motivos para contar nuestras fantasías sexuales son: para ir un paso más allá en los experimentos sexuales, para salir de la rutina, para conseguir mayor confianza, para excitarnos… Sin embargo, si nuestra fantasía podría ocasionar algún tipo de molestia a la otra persona de cualquier manera, se recomienda evaluar los escenarios antes de continuar con lo que pasa por nuestra mente, ir poco a poco soltando detalles para ver cómo reacciona la persona al momento de compartir las fantasías sexuales.

Las fantasías materializadas no siempre alcanzan el grado de intensidad que generan cuando sólo suceden en nuestra mente, ya que en ella todo está controlado. También es cierto que a veces, al realizarlas, pierden parte de su valor erótico, pero que esto no te desanime a intentarlo.

Artículos recomendados

CAFÉ FELLATIO: café y sexo oral en Suiza
LELO HEX: El condón más resistente
Descubrí que mi clítoris no lo es todo

Sin Comentarios... ¡Escribe Uno!

Sé el primero en unirte a esta conversación.

¡Danos Tu Opinión!

  • (No será publicado)