Consejos de una escorts: Puntos erógenos de una mujer

Puntos erógenos

Nuevamente nuestras escorts navarra traen para nosotros una serie de consejos. Útiles para complacer a nuestra pareja o a nuestra escorts navarra favorita, porque no sólo se trata de que recibir placer. Los puntos erógenos, no son unos puntos como tal. Se trata más bien de zonas erógenas y se reconocen por presentar mayor sensibilidad y responder al tacto con una mayor excitación sexual.

Mientras en una mujer, los puntos erógenos son ciertas áreas definidas y específicas, pueden no serlo en otra mujer.  No reaccionar de la misma manera ante determinados estímulos, a diferencia del hombre que tiene sus zonas erógenas bien determinadas y más que definidas, lo cual hace más fácil encontrarlas y estimularlas. Clásicamente se reconocen en la mujer como puntos de excitación por excelencia el clítoris y los senos, pero existen infinidad de zonas que pueden ser muy erógenas que la mayoria de los hombres desconocen.

1. El codo y las manos
La parte interna del codo es una de las zonas erógenas que, en combinación con otras, puede proporcionar gran placer. Si eres de los que te gusta jugar y hacer disfrutar a tu pareja innovando con cosas nuevas prueba esto: roza con tus dedos o con tu lengua la parte interna del codo. Baja lentamente dando besos muy sutiles por el antebrazo y acaba en los dedos de la mano. Verás cómo tu pareja comienza a excitarse y pide que se lo hagas más veces.

2000sexshop.com

2. El cuello, la nuca y los hombros
El cuello, los hombros y la nuca de una mujer no son partes desconocidos para un hombre. De hecho, a lo primero que van cuando tienen un momento íntimo con una mujer es al cuello, pero no siempre consiguen los efectos deseados. No se trata de ir a morder cual vampiro, sino de excitar a tu pareja con besos y caricias delicadas y sensuales.

3. Pubis
Ojito aquí, nada de ir al grano a la primera de cambio. Esta zona es mejor que sea estimulada lentamente y paso por paso. Primero el monte de Venus, luego los labios mayores, los labios menores, y por último el clítoris. Sí quieres, también puedes introducir algún dedo en su vagina al mismo tiempo que estimulas el clítoris de forma bucal o manual.

4. Nalgas
Puedes estimular las nalgas de tu pareja acariciando de forma suave la superficie de éstas con tus manos, bien amasandola o dando unos ligeros azotes (según gustos y preferencias). También puedes besarlas, lamerlas e incluso morderlas. Si vas a azotarlas repetidas veces, es importante tener en cuenta que las zonas que más daño pueden causar son las superiores y las inferiores, por lo que cuanto más en el centro azotes, mejor.

5. La clavícula
El rincón del desmayo, un beso en el hueco de la clavícula puede provocar un desmayo porque al presionar el latido de la carótida corta el riego sanguíneo del cerebro.

6. Pecho
La segunda más importante zona erógena del cuerpo femenino. En la encuesta de A. Freeman sobre formas de conseguir el orgasmo, el 57% de las mujeres encuestadas lo consiguen por la succión de los pezones, el 16% amasando, el 12% empujando y amasando.

Sin Comentarios... ¡Escribe Uno!

Sé el primero en unirte a esta conversación.

¡Danos Tu Opinión!

  • (No será publicado)