De escorts putas en Navarra

De escorts putas en Navarra

De escorts  putas en Navarra . Estimados lectores, quizás os echéis a reír cuando leais mi experiencia, pero es lo que hay y estoy totalmente flipado. Yo un chico de 35 años de Zaragoza, que desde los 20 he salido con la chica que hasta hace dos meses era mi mujer.

Nos casamos hace siete años y este año nos separamos. Yo nunca he estado con putas o escorts o chicas de compañia. He sido fiel a mi pareja siempre y ahora he visto lo que me he perdido. No digo que me haya perdido ser infiel, pero si calidad de sexo y disfrute. Nosotros, visto lo visto eramos una pareja a la muy antigua usanza, pero muy a la antigua. Hacíamos el amor creo que con normalidad, una o dos veces por semana, pero toda la vida, pasamos de los besos a la penetración.

El que ella me comiera la polla o yo a ella su coño, era algo de película para los dos. No es que no me gustara pensar, por que lo pensaba, fantaseando con alguna película porno que había visto, pero en nuestra vida eso era surreal. Solo pasaba en el cine.De escorts putas en Navarra - Escort en Escorts2000Esta noche vieja, ha sido un poco triste y extraña para mi, pasandola en Navarra con dos buenos amigos. Tengo la gran suerte, de tener muy buenos amigos, que me estan ayudando bastante en la superación de la separación. Después de cenar, salimos a dar una vuelta y echar unas copas. Uno de mis amigos, cachondo perdido como siempre, nos comento y convencio de ir a un  club de alterne  de Pamplona, el supermodels.

Así que nos fuimos de escorts putas en Navarra. Yo no había estado nunca en un bar de este tipo y nada más entrar me entraron escalofríos. Comencé alucinar de unas maneras brutales. Uno de mis amigos se fue con una de ellas al poco de llegar y yo y el otro nos quedamos tomando una copa. Cuando salio, nos empezó a contar, que era increíble como se movía esa chica. Que no era muy buena comiendo la polla, pero que follaba como ninguna. Yo sorprendido por su comentario, le comente a ver si lo que decía era cierto, y les confesé que nunca me habían comido la polla.

Después de varias carcajadas y sincerarme con ellos, decidí entrar con una preciosa escort a su habitación y cumplir esa ansiada fantasía, que por otro lado y por lo visto es algo normal. Entre en la habitación, me lavo, y  la empezo a chupar, corriendome en menos de treinta segundos. Me tumbe en la cama, y pase los 29 minutos restantes hablando con ella. Hoy seis días después, no habido día que no haya visitado un bar como ese, para seguir aprendiendo y disfrutando del sexo. Agradezco a mis dos amigos, que siempre están ahí, que me invitaran a cenar y que en la noche de noche vieja me llevara de escorts putas en Navarra , muchas gracias.

De escorts putas en Navarra

Sin Comentarios... ¡Escribe Uno!

Sé el primero en unirte a esta conversación.

¡Danos Tu Opinión!

  • (No será publicado)