De fiesta con una escort de sevilla

De fiesta con una escort en Sevilla

Lo que contaré a continuación será mi experiencia en una fiesta con una escort de sevilla. El mes pasado fui con mis colegas a una despedida de soltero, actualmente estoy casado desde hace 5 años. Fuimos al lugar donde estaría el resto del grupo para la despedida de solteros, después haber pasado todo el día bebiendo, terminados en una discoteca del centro de Sevilla y cuando ya solo quedábamos un grupo reducido de 4 ya comenzamos a pensar en irnos, justo cuando ya cada quien buscaba toma un taxi llegó un grupo de chicas y se pusieron a nuestro lado. Eso nos animo un montón y comenzamos a hablarles, y poco a poco una cosa fue llevando a la otra.

Entre las chicas había una chica bastante simpática, era la más fogosa. La chica comenzaba a mirarnos y provocarnos, inmediatamente uno de mis colegas me dijo que una vez había ido a una fiesta con una escort y que en esa fiesta estaba esta misma chica como acompañante de otro tío, la muchacha resultó ser una escort en sevilla y que ya la había visto antes. La chica no paraba de bailar y de calentarnos con sus gestos y el vestido que llevaba, su vestido tenia un escote que dejaba a la imaginación sus tetas, eran enormes igual que que su culo.

Mis amigos se centraron en coquetear con el resto de amigas, las demás estaba buenas, pero esta me tenia la polla como un roble, no era la más guapa pero me atraía su morbo y la manera de moverse en la pista de baile. Poco a poco mis colegas cogieron más confianza con el resto de chicas y yo aproveche para comenzar a hablar con ella, se llamaba América. Ella era una calienta pollas, me susurraba al oído, jugaba con sus labios, posaba su mano sobre mi pierna, la escort de sevilla si que sabia aprovechar su cuerpo para provocar a un hombre, conmigo lo había logrado muy bien.

De fiesta con una escort de sevilla - Escort en Escorts2000

La chica me había puesto al 100 por ciento y yo solo quería llevarla al baño y follármela, normalmente suelo se un poco tímido pero luego de unos tragos no hay quien me detenga y mucho menos con una mujer tan fácil como esta escort de sevilla, no nos conocíamos así que no hacia otra cosa que seguirla  el juego y comencé a tocarme la polla. Cuando hablaba con ella me acercaba tanto que dejaba que notara mi polla contra su pierna.

Cuando estuvimos a punto de irnos la escort se acerco y me susurro al oído “me gustaría sentir tu polla”… Yo estaba tan caliente que decidí dejar a mi colegas e irme con la escort de sevilla, ellos en tono de burla comenzaron a bromear pero no me importo y decido continuar con la chica, después de todo seria mi primera vez desde que me casé que me iba de fiesta con una escort.

Me fui con la chica, a un hotel relativamente cercano. Al llegar Solo llegar al ascensor ya empezamos a besarnos salvajemente y ella comenzó a agarrar mi polla con suaves movimientos, llegue a pensar que lo sacaría y lo metería en su boca, que saborearía mi polla en ese ascensor y así fue, ella se arrodillo sin decir nada y comenzó a chuparme la polla, me sujeté de su cabello y comencé a follarle la boca, estaba muy excitado me daba mucho morbo el hecho de ser encontrados por alguien en ese ascensor del hotel con aquella escort de sevilla.

En ese momento no pensé en mi mujer, yo quería follarme a la escort de la fiesta y retomar mis andanzas de fiesta con una escort.

Esta es la primera parte mi historia con una de las escorts en sevilla más fogosas, aun hay mucho más por contar pero esa segunda parte y tercera os dejaré para otro día.

 

Sin Comentarios... ¡Escribe Uno!

Sé el primero en unirte a esta conversación.

¡Danos Tu Opinión!

  • (No será publicado)