Dos escorts en webcam

Dos escorts en webcam

Eramos dos escorts, lucy se llama mi amiga. Desde hace varios años que trabajamos como escorts yo era escort en Sevilla y Lucy era escort en Mallorca, a veces íbamos de un lugar a otro debido a que tenemos clientes en varios lugares, como Mallorca, Sevilla y Valencia. Les contaré como fue nuestra primera experiencia teniendo sexo por webcam y el morbo de ser observadas.

Lucy y yo por lo general ofrecemos servicios a parejas y hombres que tienen fantasía de estar con dos mujeres al mismo tiempo, no somos para nada tímidas y nos conocemos desde hace más de 10 años. Incluso iniciamos nuestra vida como escorts juntas. En una tarde libre y de aburrimiento decidimos probar por unos d esos servicios de Internet en donde haces shows vía cámara web.

Nosotras buscando morbo y placer decidimos abrir una cuenta en el sitio web, la gente que se conecta y puede chatear libremente con ellos o pasar a un chat privado donde con un previo pago, otra persona va diciendo lo que le gustaría que hicieran.

Mi amiga y yo ya estábamos excitadas por el hecho de que nos dijeran que hacer por webcam y luego de estar menos de 10 minutos esperando llegó nuestro primer cliente.

–Hola, chicas. Estoy muy caliente aquí. ¿Y ustedes?
– Hola, guapo. Nosotros también. ¿De donde eres?
– De Mallorca
– Quieres ver algo en particular?
– ¡Sí! Quiero que se besen.

Nos dispusimos a realizar su petición. Lucy y yo comenzamos a besarnos y luego nos fuimos quitando la ropa poco a poco. Lucy abrió sus piernas totalmente así que me dediqué a pasar mi lengua por todo su coño mientras nuestros espectadores se masturbaban seguramente. Poco a poco comenzaron a sumarse más espectadores eran 30 los que veian dos escort teniendo sexo

-Mira la cámara mientras se la comes, dijo alguien.

Yo comencé a obedecer y a cumplir lo deseos de nuestra pequeña audiencia, después de todo eran nuestros clientes. El chico de valencia continuo haciendo peticiones y nos invitó al chat privado pagado. Al comenzar el privado nuestro cliente oculto dejó verse a través de su cámara, se veía en la pantalla una polla erecta.

Nunca antes nos habíamos sentido tan deseadas nos poníamos calientes de tan solo recibir ordenes de un completo desconocido además de el hecho de experimentar nuevas cosas con mi amiga escort. Eramos tres, era el momento de observar y recrear. Así que nosotras comenzamos a decirle al chico que nos mostrara su cuerpo y su cara, él obedeció.

Poco a poco comenzamos a meternos más y más en el papel. Aproveché las piernas abiertas de Lucy, comencé a tocarle el coño palpitante acariciado e introduje mis dedos en el. Sus pechos tetas eran gloriosas, caían como dos gotas de agua a pesar de que ya no teníamos 20 años. Lucy bailaba entre mis dedos, y eso excitaba más al espectador de Valencia. La escorts sevilla, mi amiga decidió que era mi turno, me tumbo agresivamente en la cama y con su mano ahora en mi culo y clavando sus uñas miramos fijamente al extraño hombre por la webcam.

Sin Comentarios... ¡Escribe Uno!

Sé el primero en unirte a esta conversación.

¡Danos Tu Opinión!

  • (No será publicado)