El beso de Singapur: ¿Cómo lo hago?

El beso de Singapur

No tiene nada que ver con el beso negro, ni  francés. Es el beso de Singapur. En el sexo siempre pedimos más: más placer, más tamaño, más intensidad, más posturas, más orgasmos. El beso de Singapur o pompoir puede considerarse como una práctica muscular que realiza la mujer con la vagina, y que aunque al hombre no le exige mucho esfuerzo, sí representa enormes pulsiones de placer también para ella. Quizá parezca algo complicada en un inicio, sin embargo se dice que bien vale la pena cada minuto de práctica que se ponga a la tarea de adquirir las habilidades para lograrlo. Esta técnica puedes practicarla en la intimidad con tu pareja o con una joven escorts sevilla.

¿Cómo se realiza el beso de Singapur o pompoir?

Aunque la técnica puede practicarse de diferentes formas, hay ciertos aspectos que debes conocer para realizar el beso de Singapur correctamente:

  • Él debe permanecer tumbado boca arriba y ella sentada sobre el a horcajadas, así la mujer puede controlar el ritmo.
  • Se trata de que el hombre se deje llevar, dejando que ella sea la gran protagonista de la acción.
  • Introduce el pene en la vagina: a mayor grosor, más fácil será alcanzar placer con esta práctica.
  • Las caderas deben permanecer quietas, pero podéis estimularos con las manos o mediante el contacto visual.
  • Ahora es donde entra en acción el músculo pubocoxígeo cuyas contracciones son las que propiciarán el orgasmo.
  • Las contracciones deben ser continuadas e intensas.

El beso de singapur ha sido implementada desde la antigüedad y simplemente consiste en producir con la vagina un efecto semejante al de la boca durante el sexo oral, mientras el hombre permanece quieto; la mujer debe utilizar los músculos vagina para estimular la erección masculina, lo que desencadena orgasmos más intensos tanto para él como para ella.

La técnica debe realizarse durante el orgasmo, cuando experimentes la sensación de orgasmo, comienza a realizar los ejercicios anteriormente practicados, pero con intermitencia: sostienes y sueltas, sostienes y sueltas, así durante todo el climax, de esta forma, conseguirás estimular el pene de tu pareja y prolongar tu orgasmo con más potencia y durante unos segundos más.

¿Estás listo para experimentar la sensación del beso de Singapur? Pídeselo a tu escorts sevilla o a tu escorts mallorca favorita.

One Response to “El beso de Singapur: ¿Cómo lo hago?”

¡Danos Tu Opinión!

  • (No será publicado)

Trackbacks and Pingbacks:

  1. 15 cosas sobre tu vagina | Escorts 2000

    […] 15. Los ejercicios de Kegel Los ejercicios de Kegel no solo pueden ayudarte a alcanzar el orgasmo, sino que sin ellos tu suelo pélvico se podría debilitar, lo que te causaría problemas para controlar los intestinos y la vejiga, estos ejercicios te ayudaran para fortalecer el área de forma que puedas abordar otras técnicas como es la técnica del Beso de Singapur. […]