Escorts en la Sagrada Familia de Barcelona

Escorts en la Sagrada Familia de Barcelona

Me llamo Pedro, un hombre de Madrid de 37 años. Por suerte o desgracia soy soltero y es un tema al que no le doy vueltas. Se que la soledad es complicada sobre todo cuando te vas haciendo mayor, pero bueno, es lo que me ha tocado hasta la fecha. Tiene sur ventajas también, que yo las aprovecho al máximo. Soy un amante de viajar, del sexo y de las escorts, y el estar soltero me permite corresponderme en ambas aficiones. Estos días he estado en la ciudad de Barcelona, ciudad que me enamora. He estado muchas veces, pero cada vez que voy la disfruto con más alegría.

Escorts en la Sagrada Familia de Barcelona - Escort en Escorts2000En este viaje alquilé un apartamento en la avenida Gaudi, junto el gran monumento, la arquitectura de las arquitecturas, de la Sagrada Familia. La he visitado en muchísimas ocasiones, pero la Sagrada Familia, es algo que no me aburre de mirar. He salido a comer, de fiesta, he visitado varias escorts independientes y  estuve con una escort de una agencia también. Como podéis ver, no pierdo mucho el tiempo y cumplo con los placeres que me llenan al máximo tantas veces puedo.

Esto que me pasó ayer fue increíble. Me puse en la gran cola que se monta para entrar a la Sagrada Familia, cuando una chica de entorno a los 28 años que se encontraba un puesto por delante de mi en la cola, no se si por verme solo o que, me comenzó hablar. La conversación fue creciendo y después de 30 minutos charlando decidimos hacer la visita conjuntamente.  No daba crédito a lo que me estaba pasando, cuando en un despiste, me besó. Nos tomamos un cerveza al finalizar la visita y yo ya me estaba haciendo ilusiones, pensando  que  había ligado sin la necesidad de tener que darle 50 o 100 euros como habitúo con las escorts. Fuimos a tomar otra cerveza en un bar debajo del apartamento que yo había alquilado (yo, ya pensando en invitarla a subir). Mientras nos tomamos esa segunda cerveza, ella me confesó ser escorts. Jajaja… me reí y le dije que no me extrañaba, que todo había sido increíble y que a mi no me tocaban este tipo de loterías. Así que subimos al piso y lo disfrutamos a tope, eso sí tirando de cartera, jajaja, como siempre.

Lo que yo no sabía era que iba a encontrarme una escorts en la Sagrada Familia, y mucho menos follarme a una escorts viendo la Sagrada Familia.

Sin Comentarios... ¡Escribe Uno!

Sé el primero en unirte a esta conversación.

¡Danos Tu Opinión!

  • (No será publicado)