Follamos sin tocarnos

Follamos sin tocarnos

Follamos sin tocarnos, así lo sentí. Era un sábado por la tarde en un hotel en sevilla había quedado con Laura, una escort sevilla muy guapa. Ya en la habitación mientras la escort sevilla me acariciaba y me chupaba la polla pensé “Esta escort sevilla tiene talento”. A esta escorts sevilla le gustaba chuparse una polla hasta llenarse la boca de leche. Sentado delante de la cama, me dispongo a observar como la escort de sevilla se comienza a masturbar. Ya habíamos quedado otras veces en Mallorca, la lleve conmigo para un viaje de negocios y hubo otra vez en la que fuimos a Ibiza en el verano. Esta noche en particular le dije “Hoy no te follaré”, sólo haré de espectador. Estaba desnuda, únicamente unas medias negras envuelven con magistral sensualidad tus preciosas piernas.

Todo su cuerpo se dejaba ver:sus tetas destacan unos pezones gruesos y oscuros como granos de café puro, y su coño recién depilado era parar perderse en el toda la noche. Yo también me encuentro desnudo y con la mano derecha empiezo a acariciar mi polla, después de esa chupada se gastó la chica de sevilla mi polla todavía seguía erecta.

Ella comenzó a jugar con su cuerpo sin quitarme la mirada de encima. Sonreía mientras introducía sus dedos en su coño. Sacó un enorme dildo morado que simula a la perfección un tieso y largo pene reproduciendo cada uno de los detalles que hay en el. La escorts sevilla se llevó el juguete a la boca. Ella sacaba su lengua y lamia el dildo, luego cogió el dildo y lo empujaba varias veces dentro a fuera de tu boca simulando una espléndida mamada, mientras que mi mano aprisiona ya mi pene.

Bajando sutilmente el dildo desde su cuello lo desvía buscando contacto con su coño. Follamos sin tocarnos, ambos nos estábamos tocando, era una especie de morbo entre lo prohibido, el hecho de querer meterle mi polla y contenerme para continuar con el juego sexual. El juguete sexual comienza a perderse centímetro a centímetro engullido por su ardiente y palpitante coño, hasta quedar totalmente enterrado en él. Mi mano retoma la actividad, comienzo a masturbarme para mi era como follar sin tocarnos, con agites y firmeza me imaginaba penetrándola.

Ella repetía esto una y otra vez, cada vez más excitada, gemía de placer. El juguete ya estaba cubierto de sus flujos, inundando las sabanas, inundando la habitación del hotel con el olor de sus flujos.

2 Responses to “Follamos sin tocarnos”

¡Danos Tu Opinión!

  • (No será publicado)

Trackbacks and Pingbacks:

  1. Mi asistente es una escort sevilla | Escorts 2000

    […] manos recorren su enorme culo, ella no llevaba ropa interior, era una chica muy fogosa, así que comencé a masturbarla mientras seguimos besándonos, sin dejar de pensar en penetrarla y en comerme el coño de mi […]

  2. Lo que debes saber sobre los penes grandes | Escorts 2000

    […] Follamos sin tocarnos […]