Folle con una escorts en mi despacho

Folle con una escorts en mi despacho

Folle con una escorts en mi despacho, algo increíble. Un día más, me levante de la cama para afrontar una jornada laboral, que en un principio, se me presentaba muy complicada. El día anterior habíamos perdido uno de nuestro clientes estrella y el director de la compañía nos había convocado a varios directivos para solicitarnos explicaciones sobre lo ocurrido. Como todos los días llegue a mi despacho media hora antes del comienzo de la jornada y comencé a preparar la documentación necesaria para presentarle al director. La tenia en mi poder y me fui a la sala de reuniones. Llego la hora y comenzamos con la reunión. El máximo responsable era yo, y si rodaba alguna cabeza, yo sabia de sobra que la primera iba ser la mía. Lo explique, lo explicaron y no le convencimos. Le pedí al director veinticuatro horas para hablar con el que hasta entonces había sido nuestro cliente, e intentar convencerle bajandome los pantalones y pidiendo disculpas para que volviese a ser parte de nosotros. Yo sabia que a este señor le gustaban mucho las escorts y ir de clubs, y así me lo organice. Llame a una preciosa escorts anunciada en esta web y la contrate por un tiempo indefinido. No sabia cuanto tiempo me podía costar  convencerle. Folle con una escorts en mi despacho - Escort en Escorts2000

Llego la escorts a mi despacho unos veinte minutos antes que el cliente. Le explique todo lo que tenia que hacer, pasarse por mi secretaria y intentar seducirlo, sutil y elegantemente. Llego el cliente y la reunión comenzó. No fue nada bien, y le pedí a mi secretaria, que era la escorts que saldría con migo un poco fuera. Le dije que había cambio de plan, que entrase en el despacho y que le entrase en mi ausencia a saco para ligarselo y rebajar su tensión. Volvimos a entrar y a los cinco minutos inicie el plan. Yo les dije a los dos que salia en busca de nuevas documentaciones para volver a la carga.  Era el momento para que la escorts hiciera su trabajo y me aplanara el terreno.

Volví a los quince minutos, y el cliente se había marchado. La escorts, no había conseguido seducirlo y mi cliente se había marchado diciéndole a la chica que había hecho de secretaria que le llamase cuando volviera. Le llame y me dijo que había cambiado de idea y que nos arreglariamos. Al colgar pegue un bote tremendo de alegría y me abrace a la escorts. La bese y me la folle en el sofá del despacho. Así fue me dura jornada de trabajo y así fue como folle con una escorts en mi despacho. Sin quererlo ni beberlo cumplí una de mis fantasías favoritas.

Folle con una escorts en mi despacho

Sin Comentarios... ¡Escribe Uno!

Sé el primero en unirte a esta conversación.

¡Danos Tu Opinión!

  • (No será publicado)