¡¡¡¡He alucinado!!!!

¡¡¡¡He alucinado!!!!

Me llamo Iñaki, soy un chico de 23 años de Iruñea- Pamplona (Navarra). Estudié Ingeniería Industrial y por motivos de la crisis, tuve que adoptar la decisión más complicada y dura de mi  vida hasta el día de hoy, dejar a mi familia y a mi  chica en mi tierra y emigrar a Alemania en busca de un futuro inexistente en España. La semana pasada fue mi cumpleaños, un día triste al no sentir las felicitaciones de mi gente, pero bueno, lo superé.

Mi chica llevaba días vacilándome con lo triste que iba a ser el día de mi cumpleaños lejos  de ella y sin poder disfrutar de su compañía. Me extrañaba tanta vacilada por su parte, y llegué a la conclusión  de que alguna sorpresa me esperaba. Llegué a imaginar que sonaría el timbre de mi puerta y al abrirla me la encontraría a ella; pero no, llegó mi cumpleaños, se pasó y no tuve la sorpresa deseada.

Pero la sorpresa llegó al día siguiente. Sonó el timbre, abrí la puerta y me encontré con un mensajero que traía un paquete para mí. Con mucha ilusión lo abrí, y en su interior encontré una especie de cilindro con un agujero en su interior, en el que existía una nota: “Ahora sí que estamos juntos, me puedes sentir”.

¡¡¡¡He alucinado!!!! - Escort en Escorts2000Yo no entendía qué significaba eso, así que la llamé. Cuando contestó se empezó a reír, yo seguía sin entender nada; ahí estaba, con mi aparato, sin libro de instrucciones y mi chica sin parar de reír. Me dijo que le diera cinco minutos para que le diese tiempo a llegar a casa, entonces me lo explicaría todo.

¡¡¡¡He alucinado!!!! - Escort en Escorts2000

El momento llegó, y mi chica empezó a desvelarme el secreto de aquel extraño aparato. ¡¡Se trataba de un Sex Connection!! Un aparato para los dos, ella me había mandado mi mitad. Aquel cilindro se trataba de un coño vibrador muy peculiar, en el que a pesar de la distancia entre ambos, yo podía introducir mi pene y sentir lo que la vagina de mi chica transmitía al masturbarse con su otra mitad. A su vez, ella podía sentir las vibraciones que yo producía con mi pene al introducirse su consolador. Parece mentira, pero una vez programados los dos aparatos, no existe distancia entre los dos. ¡¡He alucinado!!

Así que al día siguiente de mi cumpleaños, volví a sentir a mi chica.

Sin Comentarios... ¡Escribe Uno!

Sé el primero en unirte a esta conversación.

¡Danos Tu Opinión!

  • (No será publicado)