Juego erótico en el tren

Juego erótico en el tren

La chica entro casi a lo ultimo en el vagón sin saber que tendría un tranquilo juego erótico en el tren con un desconocido. Ella llevaba puesto un vestido ajustado de color blanco, se acomodo en un espacio que encontró al final del vagón. Era un día relativamente frió, pero dentro de ese tren el calor superaba ampliamente la temperatura externa.

La noche anterior noche, ella no la había pasado bien con su esposo, ya hacía rato que no la venia pasando bien y se sentía como encendida, un tanto aburrida de su rutina diaria. Es aquí donde comienza a sentir que un desconocido hombre la roza, la desconocida que luego resulto ser una escorts sevilla, muy sutilmente mueve su cadera hacia atrás. Él estaba con su polla completamente erecta y la apoya en en el culo de la escorts sevilla, ella se movía despacio buscando ese calor que la excitaba. El calor que ese hombre le brindaba hizo que ella sintiera como la humedad la invadía, comenzó a sentir calor entre sus piernas y su coño manifestaba en el deseo de tener más.

El viaje se hacía largo y el roce cada vez más intenso, las manos de el rodeaban su cintura y ejercía una especie de presión en un movimiento circular que a ella la enloquecía, pero aún no sabía quien era ese hombre que se prestaba a ese juego erótico en el tren, él era el desconocido del tren el hombre que con quien tuvo un juego erótico en el tren. La escort no quería mirarlo, sólo sentirlo. La idea de experimentar estas sensaciones en publico era algo nuevo para a ella, a pesar de tener una amplia experiencia con hombre. Así pasaron largo rato. De repente ella estiró su brazo hacia atrás y logró coger la polla erecta del desconocido, la acarició por arriba de su pantalón mientras él rozaba su cuello despacio, apenas con la punta de sus dedos. No podían hacer más que eso, estaban en el tren y alguien podía darse cuenta.

El tren se detuvo en la estación terminal, ella se acomodó un poco el vestido y bajó del tren, sin decir una sola palabra, camino hacia el pasillo central de la estación y sabía que él la seguía. Entonces él apresura su paso y la toma suavemente del brazo, y le dice “ven conmigo”, se la lleva, cruza la calle con ella tomada del brazo y caminan unas 3 calles en dirección a un hotel de sevilla.

Allí, en esa habitación se quitan la ropa con desespero, el comienza a besarla por todo el cuerpo, dulce y fuerte a la vez, la escorts sevilla gemía de placer, y le pide que la penetre. La folla apasionadamente una y otra vez, le arranca los orgasmos más estremecedores y excitantes, ella grita de placer, la pareja de desconocidos se corren casi al mismo tiempo.

No se habían preguntado su nombre, ni su edad, eso no importaba, solamente ella y él, una mujer y un hombre haciendo lo que deseaban.

Ambos miraron el reloj y ya era hora de irse, se vistieron y salieron de la habitación del hotel, se miraron fijamente a los ojos, se sonrieron y cada uno tomó su camino, él se fue por la derecha y ella por la izquierda. No planearon ningún encuentro, eran dos perfectos desconocidos que decidieron pasar un momento de placer intenso, sin embargo se encontraron varias veces en el mismo tren y a la misma hora durante varias semanas.

Así fue como se fundieron en un orgasmo con un simple juego erótico en el tren.

One Response to “Juego erótico en el tren”

¡Danos Tu Opinión!

  • (No será publicado)

Trackbacks and Pingbacks:

  1. Me lié con una joven escort Sevilla | Escorts 2000

    […] Juego Erótico en el Tren […]