Me follé una escort de 20 años en sevilla Parte 2

Una escort de 20 años en sevilla

Continuación de mi relato sobre la experiencia de mi vida con una joven escort de 20 años en sevilla. En la primera parte os contaba de cómo conocí a la chica ya habíamos dejado el restaurante y estábamos en el hotel.

La puerta del elevador se cerró y con una destreza impresionante la escort sevilla se bajó la cremallera del vestido a la vez que me bajaba la bragueta. Esa chica tan dulce era ahora verdadera pólvora. Llegamos a la planta, tardamos varios minutos en llegar a la habitación, caricias, roces. Una vez que entramos me empujó contra la puerta, me quitó la corbata de un tirón y abrió mi pecho arrancando los botones de mi camisa. Empezó a lamer desde mi cuello hasta llegar a mi pene, estaba muy excitado. Me resultaba difícil creer que la muchacha tierna de apenas unos 20 años, era una escort de 20 años en sevilla muy fogosa, la chica era insaciable.

Me cogío de la mano, me condujo al baño, y en menos de un minuto estábamos los dos abrazados bajo la ducha, apenas pude ver su lencería que dejó tirada en el suelo, era de color roja con encajes, era muy sexy. La escorts sevilla cogió dos toallas, me dió una y comenzó a secarse de la manera más sexy que había visto nunca, era como un espectaculo sólo para mis ojos. Ella no dejaba nunca de sonreír, jugar, excitarme más y más.

Se fue sin decir nada a la cama, terminé de secarme y cuando me quise dar cuenta me esperaba en la cama acariciando su clítoris, y su pecho. No sé quién de los dos estaba más excitado. Con lo que quería penetrar ya a esa chica, era lo más bello que había visto jamás, no sé si todo era parte de su trabajo como escort sevilla o era que de verdad estaba excitada al estar conmigo.

Deje de pensar, me enfoque en ella y me desconecte del mundo. Me tumbé encima de ella, abrí más sus piernas y la penetré. Ella comenzó a moverse rápidamente, hasta que me dijo, “Necesito cabalgar sobre ti”, con lo que se puso encima, agarró mi pene, y lo introdujo de nuevo, sin pena ni vergüenza ella cogió mi polla. Su imagen era ardiente, su pelo, sus pechos erectos, sus pezones, quería lamerla entera pero notaba que me iba a correr, así que dejé llevarme por ella, y coincidiendo con sus gemidos, me corrí dentro de ella.

Me abrazó, acarició, agarró sus pechos y me pidió que los mamara, mientras ella me agarraba la espalda casi arañandome, pero eso me producía más placer aún, era un sexo salvaje. Ella quería más y más, y yo me preocupaba de no estar a la altura, por lo que optó por arrodillarse en la cama, acariciar mi verga, cogerla con las dos manos y empezar a jugar con ella como con un helado. De repente se la metió entera en la boca, no sé como lo hizo, pero dirigiendo su mirada no cesaba de chupar, me volvía loco. No tarde mucho tiempo en correrme de nuevo, esta vez me corrí en su boca y la experiencia fue aún más excitante que antes. Ella parecía querer me semen en su boca, no me dijo nada. La escort de sevilla se lo tragó y luego buscó mis labios para besarme, no me dio asco ni nada por el estilo, yo estaba muy excitado como para pensar en eso.

Estábamos agotados, pero felices, sobretodo yo. Fue una buena decisión haber llamado a esa mujer. A esa escort tan encantadora de sevilla. Luego, después de otra ducha, hablamos durante unas horas, Y cuando más tranquilo me encontraba, me dijo, “debo irme”, se vistió casi con la misma premura que se desnudó, y tras agarrar el dinero acordado, me dio un profundo beso en la boca y me dijo: “Yo creo que será mejor para los dos dejarlo aquí, es lo mejor.” Me miró fijamente con una sonrisa a medias dibujada en su joven rostro y se fue.

Me senté a pensar en lo que había dicho, estaba satisfecho pero aún excitado pensando en todo lo que había hecho con la escort de 20 años en sevilla. Me cambié de ropa y me dispuse a dormir, aunque la excitación y el recuerdo de la experiencia con la joven escort de sevilla no dejaba que conciliara el sueño al cabo de dos horas logré dormirme.

Había sido la mejor experiencia de mi vida, sé que la volveré a llamar. No sé cuando, pero definitivamente lo volveré a hacer sin importar lo que ella haya dicho. Esa fue mi experiencia con una buena escort de sevilla.

3 Responses to “Me follé una escort de 20 años en sevilla Parte 2”

¡Danos Tu Opinión!

  • (No será publicado)

Trackbacks and Pingbacks:

  1. ¿Cómo iniciarse en el Bondage? | Escorts 2000

    […] Sí tu pareja no esta interesada, siempre puedes convencerla a que se una pero sabiendo como jugar las cartas. Sin embargo, experimentar con alguien más una escort o un chico escort, siempre es una buena idea, puesto que siempre habrá una fogosa escort que quiera domarte o ser dominada. […]

  2. Escort en sevilla para trío | Escorts 2000

    […] comenzó con un anuncio que publicamos mi marido y yo: “Buscamos una escort en sevilla para trío”. Mi pareja y yo siempre hemos tenido en mente la idea de buscar una escort en […]

  3. Follamos sin tocarnos | Escorts 2000

    […] polla hasta llenarse la boca de leche. Sentado delante de la cama, me dispongo a observar como la escort de sevilla se comienza a masturbar. Ya habíamos quedado otras veces en Mallorca, la lleve conmigo para un […]