Mi primera escort madura en Sevilla

Escort madura en Sevilla

Mi primera escort madura en Sevilla. En el siguiente relato les cuento de como conocí a una escort madura en sevilla.

Cuando estudiaba en la universidad solía ir a un bar cercano, el bar siempre estaba lleno era una costumbre ir al bar por una cerveza luego de un día encerrado en la universidad. Iba reunirme con mis colegas unas 3 o 4 veces pro semana, había una razón más por la que me gustaba ir a ese bar en particular y era que había una chica que iba los lunes, y los jueves. Iba casi siempre esos días era unos años mayor que yo, pero era bastante guapa, era alta, de labios gruesos y cabello largo.

Sus caderas eran grandes y siempre llevaba ropa muy ajustada, cosa que destacaba aún más su figura. Me encantaba ir además de despejar la mente con unas bebidas, veía a la chica, ella me encantaba. Nunca había tenido la oportunidad de hablar con ella nunca antes, suelo se un poco tímido. Mi primera escort madura en Sevilla - Escort en Escorts2000

Ya tenia bastante tiempo yendo al mismo bar, un día tomé unas cuantas cervezas de más esperando que llegara la escort madura con la que más de una vez llegue a soñar, ella estaba sentada en una mesa apartada, ese día me armé de valor y fui hasta donde estaba sentada para invitarle un trago.

Me senté con ella en la mesa, no le molestó que me sentara con ella tras hablar por un par de horas la mujer madura, me confesó que era una escort. Al principio no estendia que era una escorts, pero al final fue algo que quedó más que claro. La verdad no podía creer que estaba hablando con una escort madura en Sevilla, con suerte me la follaré fue lo que pensé en aquel momento. La escort madura y yo comenzamos a hablar sobre ella y lo que hacia con sus cliente. Me dijo dónde vivía exactamente, que si quería podíamos ir a su casa y continuar hablando puesto que el bar ya estaba a punto de cerrar, ella vivía realmente cerca de donde yo vivía, apenas a tres calles en un barrio no muy amplio. Cuando llegamos a su casa me hizo esperar en la sala, ella dijo que iría a ponerse cómoda y luego serviría una tragos. Ya no llevaba esa ropa ajustada que tenia en el bar,en ese momento iba con un babydoll con encajes que parecía de seda, bastante sexy, no sabía si debajo iba completamente desnuda o llevaba ropa interior.

Me quedé sorprendido y, al mismo tiempo, intrigado sobre si estaría desnuda o no, yo sabia lo que la invitación había significado. Me acerqué y la besé directamente en los labios y enseguida noté que buscaba mi lengua, así que accedí. El beso duró casi un minuto y yo busqué cada centímetro de su cuerpo con mis manos, especialmente su hermoso culo.

Mis manos fueron a buscar el nudo que ataba su sensual babydoll, aunque podía ya notar sus pezones debajo de esa fina tela, al descubrir sus senos pude ver perfectamente que estaban desnudos, al ver aquellos lindos pezones rodeados de una fina areola me lancé directamente a probarlos con mi boca, ella dio un suspiro y me puso una de sus manos en mi cabeza para acompañar mi movimiento.

Probé ambos pezones fui bajando poco a poco hasta llegar al interior de sus muslos, el coño lo tenia caliente y noté que estaba ligeramente húmedo, ella parecía estar pasándoselo bastante bien conmigo.

Tras un par de minutos probando ella el sabor de su coño, ella decidió que era tu turno, cogió mi polla erecta y la metió en su boca completamente. En aquel momento pensé en la suerte que tenia por estar teniendo sexo con esa escort madura en Sevilla, pocas veces te encuentras la oportunidad de tener sexo con una escort madura tan atractiva y unos 10 años mayor que tú, ella era una mujer experimentada

Entre besos y caricias comencé a follarla, estuve unos segundos siguiendo un ritmo bastante rápido, pero tuve que frenarme porque sabía que no iba a aguantar mucho así, así que la estuve follando tranquilamente hasta que ella quiso cambiar de postura, como el sofá de la sala de su casa era un poco incómodo nos fuimos a su cuarto y allí me tumbó sobre la cama y ella se colocó sobre mí, mientras tanto, yo agarré firmemente su espléndido culo con fuerza.

La cogí de la cintura, volví a introducir mi polla en su coño. Empecé poco a poco, pero al tener a la vista su trasero me corrí, me corrí completamente en su trasero. Ella gemía de placer, gritando que quería más, yo estaba dispuesto a continuar toda la noche follándome a la escort madura en Sevilla.

La escort madura de sevilla y yo nos vimos durante 1 año, ella por cosas de trabajo tuvo que irse de Sevilla. Siempre recordare el día en el que conocí aquella escort madura en Sevilla.

One Response to “Mi primera escort madura en Sevilla”

¡Danos Tu Opinión!

  • (No será publicado)

Trackbacks and Pingbacks:

  1. Sexo en el metro de sevilla | Escorts 2000

    […] pesar de mi deseo, jamás pensé que pudiera tener sexo en el metro con la escorts sevilla, nunca antes había tenido sexo en publico y mucho menos había tenido sexo en un metro o algo que […]