Noche de escorts en Barcelona

Noche de escorts en Barcelona

Noche de escorts en Barcelona.  Me llamo Eric, soy un chico de 22 años de un pueblo al lado de Zaragoza, como se dice aquí, ciudad dormitorio. Esta semana pasada, estuvimos unos amigos y yo en Barcelona, mi primera visita a la ciudad condal. Llevábamos mucho tiempo planeando una salida, una escapada de nuestro entorno habitual a una ciudad como Barcelona o Madrid, con el objetivo de pegarnos todo el fin de semana de fiesta en un lugar mucho mayor que Zaragoza y donde nadie nos pudiera reconocer. Lo echamos a suertes y salió Barcelona, cosa que a mí me daba igual, ya que ni he estado en Madrid y ni había estado en Barcelona. Noche de escorts en Barcelona - Escort en Escorts2000Llegamos a Barcelona sobre las seis de la tarde del vienes, y lo primero fue asentarnos en el apartamento que habíamos alquilado en el Paralel, cerca del Hotel Apolo. Una vez asentados, nos fuimos a tomar unas cañas por los alrededores del apartamento e informarnos un poco, para planificar cuál sería nuestra ruta de fiesta para esa misma noche. Fue curioso, con todos los que hablábamos por esa zona, nos decían que la marcha de Barcelona se situaba en los alrededores del Teatro Apolo, pero nosotros no habíamos visto ningún local, que llamara la atención como para decir, “esta noche venimos aquí”. Bueno, uno sí, el famoso burdel o club o lo que sea, el Bagdad. Una vez entonados nos volvimos al apartamento para cenar unas pizzas que habíamos encargado, ducharnos y ponernos la ropa de guerra, ropa con la que pretendíamos seducir a las chicas de Barcelona.

Salimos de fiesta y se pasó la noche volada, no hicimos más que el tonto, salimos por la zona del apartamento y nos aburrimos bastante, nos subimos a un taxi, que nos llevó al puerto Olímpico, donde la gran mayoría de personas de esos locales eran extranjeras. Nosotros más brutos que un arau, pintábamos poco en esa zona, donde la gente parecía estar en burbujas. Muy pero que muy pijos. Nos montamos en otro taxi, que nos llevó a la calle Aribau, donde allí sí que comenzamos a pasarlo bien junto a las y los universitarios. Cerraron enseguida y nos fuimos a una discoteca en esta misma zona donde no nos dejaron entrar y así terminó la noche, en casa, con un mal sabor de boca y sin comernos nada ninguno de los amigos.

El sábado después de matar la resaca en el apartamento, volvimos a plantear la noche y como en la calle Aribau había sido donde mejor nos  habíamos encontrado, salimos directamente allí. La verdad que estuvimos muy a gusto hasta las tres de la madrugada que cerraron, pero otro viaje con un mal sabor de boca de la leche, no nos habíamos comido una rosca, y no había sido nada especial a lo conocido. No podíamos dejar escapar esta aventura, y decidimos entrar en esta Web y contratar varias escorts, para que fuesen al apartamento para montar una fiesta con ellas. Dicho y hecho, en cuarenta minutos las teníamos allí. Fue la leche, una orgía como dios manda, con unas escorts guapísimas que se unieron a la fiesta como si las conociésemos de toda la vida. Por si fuera poco, ellas nos convencieron para que pudiera venir una amiga trans, una travestí y unirse al festejo de sexo desenfrenado, maño catalán que habíamos provocado.

Hoy cada vez que recuerdo lo vivido en ese apartamento, tengo unas ganas locas de volver a Barcelona y volver a disfrutar de ese modo. Gracias a las escorts lo pasamos genial y arreglamos nuestro fin de semana.

Noche de escorts en Barcelona

Compre sus productos y juguetes eróticos AQUÍ

Sin Comentarios... ¡Escribe Uno!

Sé el primero en unirte a esta conversación.

¡Danos Tu Opinión!

  • (No será publicado)