(Relato) Puta En Pamplona Por Una Noche

El Interés

Supongo que en el interior de la mayoría de mujeres existe en secreto un morboso pensamiento, que es el saber lo que sienten las prostitutas de la calle al estar con varios hombres diferentes y que te paguen por tener sexo. Yo siempre he tenido una vida sexual muy activa y satisfecha, pero siempre me picaba ese bichito de saber lo que se siente que desconocidos te paguen por darles placer, es decir lo que siente una prostituta de la calle. Esos pensamientos siempre venían a mi mente cada vez que pasaba por alguna zona donde había prostitución en Navarra, entonces veía a esas mujeres, en las calles ofreciendo sus servicios a los hombres que circulaban por la zona de Pamplona. Imaginar que eso les sucedía todos los días me excitaba de una forma extraña pero deliciosa.

Un día que regresaba a la casa de mis tíos en un taxi, al pasar por la zona, fingí sentirme indignada, y le comente al taxista que eso no debía de estar pasando en las calles. El me dijo que era normal, que las prostitutas se ganaban la vida así, entonces entre charla y charla, el me dio los pormenores de que cuanto cobraban, como buscan a sus clientes y demás cosas. Cuando llegamos a mi casa me sentía tan excitada que me metí rápido a mi habitación y me masturbe pensando en que yo era una prostituta de la calle complaciendo a mis clientes. Tuve un orgasmo tan intenso que me prometí a mi misma que seria una fantasía que tenia que experimentar pronto para poder sentirme tranquila. Decidí que seria el próximo fin de semana si o si.

Unos Días Antes

Los días previos al fin de semana me encontraba muy ansiosa, inclusive tenia dificultades para dormir pensando en lo que iba a hacer. Al fin llego el día sábado y como a eso de las 10 de la noche me empecé a arreglar, de manera que me viera como una de esas prostitutas de la calle. Mientras lo hacia me empecé a excitar de una forma muy extraña. Como era una noche calurosa me vestí muy ligera de ropa y me puse mucho maquillaje. Entonces tome (Relato) Puta  En Pamplona Por Una Noche - Escort en Escorts2000un taxi que me dejo a unas cuadras y me dirigí caminando hacia la calle donde estaban todas las prostitutas (. Entonces al llegar enseguida me rodearon tres de ellas y me dijeron que ahí no me podía quedar por que era su zona (Pamplona), entonces les dije que solo seria por esta noche, que no fueran malas y me dejaran trabajar solo por hoy, después de estar discutiendo un rato dijeron que estaba bien si les pasaba una parte de lo que yo ganase. Yo acepte y les dije que si. Las chicas me veían de forma extraña, tal vez les sorprendía que alguien como yo estuviera prostituyéndose en la calle.

Sábado En La Noche

Estaba muy excitada de sentirme una mas de esas callejeras esperando que algún hombre se acercara a pedirme mis servicios. Al fin llego mi primer cliente, era un tipo viejo y feo. Me dijo que cuanto le cobraba por solo una mamada, entonces le dije que tanto, el dijo estas muy elevada de precio, pero me gustas mucho y te lo voy a pagar. Entonces con muchos nervios y con gran excitación me subí a su auto, y le pregunte a donde iríamos. El se rió y dijo que no, que se lo hiciera en el auto.

Buscó un lugar oscuro cerca de Noáin, Pamplona. Y se estacionó, entonces se bajo la cremallera y se sacó su pene, me tomo por la cabeza y me la bajo. Yo primero le empecé a pasar mi lengua por su glande, estuve así por unos minutos. Después me la metí toda y se la empecé a mamar mientras le acariciaba sus testículos, pero solo duro unos instantes y me dijo no quiero mancharme así que trágatelo todo. Al terminar de decir esto mi boca se lleno de abundante semen. Estaba tan excitada de sentirme una … callejera que llegue a tener un orgasmo y trague el semen que tenia en mi boca y seguí succionando su miembro hasta que quedo totalmente flácido y sin restos de semen. Terminado todo me fue a dejar al lugar donde me había encontrado.

Los Primeros Clientes

Al llegar al lugar tuve que repartir mi dinero, con las otras para que me siguieran dando chance de trabajar. No paso mucho tiempo y se paro un auto cerca de mi posición, era una pareja marido y mujer. El me dijo cuanto les cobraba por atenderlos a ambos y les dije el precio. Sin decir nada me abrieron la puerta, salio la mujer y me dijo que entrara al auto en la parte delantera en medio de ellos. Entonces ya adentro la mujer, me metió la mano entre mis piernas y me empezó a masturbar suavemente yo solo me dejaba. Me estubo masturbando durante todo el camino. Llegamos a unos departamentos y entramos, fuimos a una habitación nos desnudamos los tres y ella se recostó. El me empujo hacia ella y le empecé a chupar su clítoris mientras ella le mamaba la tranca a el.(Relato) Puta  En Pamplona Por Una Noche - Escort en Escorts2000

Después de un rato cambiamos de posición, entonces él la penetro y me dijo que me sentara en la cara de ella. Así lo hice y me empezó a chupar deliciosamente. Así estuvimos largo rato cambiando de posiciones, tiempo en el cual llegue a tener dos orgasmos, hasta que el señor estuvo a punto de acabar. Nos ordeno que nos pusiéramos las dos hincadas de frente a su pene con la boca abierta y lanzo abundantes chorros de semen en la boca y cara de cada una, los chorros parecían interminables. Cuando termino de venirse nos ordeno que tragáramo
s su semen. Como ya había tragado el semen de mi primer cliente, no me importo hacerlo de nuevo. Después entre las dos lamíamos su tranca sintiendo como cada vez se hacia menos dura. Terminamos con un gran beso, entre ella y yo, compartiendo el poco semen que nos quedaba en nuestras bocas y caras. Me fueron a dejar a donde me habían encontrado y de nuevo repartí parte de mis ganancias con las demás.

Más Clientes

Al poco rato llego una camioneta con 4 tipos jóvenes dentro. Se acercaron hacia mi, y me preguntaron que cuanto les cobraría por una fiestecita privada, entonces les di el precio y me dijeron que me darían el doble pero a condición que hiciera todo lo que ellos querían. Después de pensarlo por un momento, les dije que estaba bien pero si me daban un poco mas de dinero.

Entonces discutieron un rato y me dijeron que si. Me subí en la parte de atrás con dos de los tipos. Yo me imaginaba que ahí iba a empezar todo pero ni me tocaron. llegamos a una casa distante del centro de la ciudad, entramos a esa casa y me llevaron hacia una habitación. Entonces de momento uno de ellos me empujo a la cama, caí en ella al darme vuelta vi que todos se estaban desnudando. Yo solo me quede ahí inmóvil pensando en lo que estaba por sucederme.

Vi que todos tenían unas trancas descomunales, entonces uno de ellos se me acerco y me dijo desnúdate. Yo lo hice rápidamente, no quería hacerlos enojar. Entonces se acerca a mi y puso su tranca a la altura de mi boca y me dijo que se la agarrara. Así lo hice, entonces me dijo escúpela, y la escupí. Y ahora trágatela y de un solo golpe me dijo y me la metí a la boca de una mientras los otros me pellizcaban los senos y me metían sus dedos dentro de mi vagina.

Después de un rato, uno de ellos me empezó a escupir en mi vagina y empezó a tratar de meterme todos los dedos de su mano en mi rajita, luego me levanto e hizo que me sentara en su tranca y me la clave hasta el fondo. Entonces otro se puso de frente a mi y con mucha fuerza también me la metió. Tenia dos trancas dentro de mi vagina al mismo tiempo.

La verdad es que al principio me dolió un poco por la sorpresa, pero después mi vagina se dilato que fue algo muy placentero. Después de un rato se separaron de mi, y los otros dos me tomaron, me monte sobre uno de ellos y el otro por atrás me la metió en el ano. Estaba siendo doblemente penetrada, los otros dos se pusieron frente a mi y yo me turnaba en chuparles el pene a cada uno. Estuvimos por largo tiempo así, ellos turnándose y cambiando de lugar. Tuve tantos orgasmos que perdí la cuenta.

Momentos después se separaron, me sentaron y tenia las cuatro trancas cerca de mi boca. Entonces uno a uno se empezaron a venir eyaculando en mi boca. Mientras lo hacían me agarraban del cabello y me decían trágatelo perra o te jodes. Yo excitada y asustada así lo hice, me trague la leche de los cuatro tipos. Terminado todo me pagaron muy bien yo ya estaba cansada, dos de ellos me fueron a dejar al lugar donde me habían encontrado.

Final De La Noche

Al llegar, de nuevo repartí el dinero entre mis compañeras. Eran las 5:00 am del domingo y pensé que ya había sido suficiente trabajo por hoy. Así que tome un taxi de regreso y le dije que me dejara en un parque que esta cerca de mi casa. Durante el camino se me ocurrió una forma muy deliciosa de terminar la jornada. Al llegar a mi destino le dije al taxista Disculpe, no tengo efectivo pero si usted quiere le puedo pagar de otra forma, mientras con una de mis manos le acariciaba su vega por encima de su pantalón. Su silencio me lo dijo todo. Así que le saque su tranca y me esforcé por darle la mejor mamada de su vida.

Después de unos minutos siento que sus chorros de semen empiezan a salir llenándome toda mi boquita. Por un momento pensé en escupirlo todo, pero venia de tragar tanto semen que no me importo tragarme una dosis mas de leche y me lo trague todo dejándole el pene limpiecito también.

Cuando baje del taxi me puse a pensar en lo que había hecho y recordé lo que había visto decir a una prostituta en un noticiero de la televisión: “Decidirte a hacerlo la primera vez es lo mas difícil, después lo sientes como algo normal”

Bueno, solo espero que nadie se llegue a sentir ofendida con lo que acabo de contar. Yo no represento y no tengo porque representar a las mujeres de este mundo.

Sin Comentarios... ¡Escribe Uno!

Sé el primero en unirte a esta conversación.

¡Danos Tu Opinión!

  • (No será publicado)