¿Se lo planteo a mi marido?

¿Se lo planteo a mi marido?

Me llamo Sofia, una mujer catalana  de Barcelona capital, 46 años, casada con un hombre maravilloso que me dio lo mas grande que tengo en mi vida, mis hijos. Soy administrativa pero nunca ejercí como tal y quitando alguna vez que le he echado una mano a mi marido en su pequeña empresa, mi aportación a la seguridad social ha sido nula. Soy ama de mi casa y me siento orgullosa, un trabajo llevadero, pero con una monotonía diaria que te deja baldada. Seguro que las mujeres me entendéis, aunque cierto es que una gran parte de vosotras, trabajáis en casa y en un puesto de trabajo externo, sea propio o ajeno, lo que me hace admiraros muchísimo.

Soy una mujer bisexual, pero no he mantenido relaciones sexuales con mujeres desde que conocí a mi  marido, ayer, jajaja, 12 de marzo de 1989. Soy fiel,  siempre lo he sido y quiero seguir siéndolo, pero  muchos días siento las ganas de volver a acostarme con una mujer. Mi marido sabe que yo soy bisexual, que en mi juventud, lo mismo me daba salir de fiesta y terminar la noche, con un chico, que con una chica. De hecho, creo que el sexo entre mujeres es lo más dulce, sensual y apasionado que he sentido nunca. Mi pareja, padre de mis hijos, es muy tradicional, aunque cierto es, que cada día menos. Poco a poco va cambiando su modo de pensar, la forma de ver la vida, todo ello gracias a nuestros hijos. El mayor,  se declaró homosexual hace casi dos años, confesión que a mí hacía ya varios años me había realizado. Que decir del peque, de 19 años, que cada día anda con una chica diferente. Poco a poco todas estas nuevas experiencias que mi marido ve en su casa, tendencias sexuales de sus hijos, es lo que le están haciendo cambiar. No sería lo mismo si en vez de sus hijos, uno gay y el otro un pica pica, lo fuera un vecino, o los hijos de alguno de sus amigos, que los hubiera crucificado como unos viciosos  o enfermizos. Pero son sus hijos y sabe que son encantadores y que tienen poco de enfermizos, así que, no le está quedando otra que aceptar la homosexualidad sobre todo, más que el picoteo del peque, como  algo natural. Creo que está bastante superada la situación por su parte.

Todo esto que escribo es, porque me gustaría que me dierais consejos para plantearle o no a mi marido un aumento en nuestra actividad sexual. Un aumento en el que siempre juntos, podamos experimentar sexo con otras parejas, tríos con otra mujer u hombre, nuevas experiencias que nos hagan crecer como pareja y disfrutar del sexo al máximo. No me refiero a contratar una chica escorts o un chico escorts, que no me importaría tampoco (que hay cada una o uno que da gusto verlos) sino a plantearles a otras muchas parejas que buscan o quieren experimentar lo mismo que yo.

¿ PENSÁIS QUE DEBO PLANTEÁRSELO A MI MARIDO? 

Muchas gracias

Sofia

Sin Comentarios... ¡Escribe Uno!

Sé el primero en unirte a esta conversación.

¡Danos Tu Opinión!

  • (No será publicado)