¿Sexo durante el embarazo? Sííííí

¿Sexo durante el embarazo? Sííííí

Sin ninguna duda. Hoy en día por todos es sabido que el sexo durante el embarazo puede ser como siempre, excepto en los casos que haya alguna indicación médica al respecto (bien por amenaza de parto prematuro, o riesgo de aborto, o cuando se produce una hemorragia procedente del cuello del útero o bien por dilatación del cuello del útero)

Sí que es verdad que puede haber variaciones al respecto. La relación que la mujer tenía antes de quedarse embarazada con su cuerpo, influye bastante: si había problemas físicos o sexuales no resueltos, es probable que en este periodo rechace el contacto sexual, ya que no está en condiciones de afrontarlos mientras centra su energía en la gestación. Sin embargo, cuando hay una buena autoestima y una vida sexual anterior satisfactoria, el embarazo suele ser una etapa ¡plena!

¿Sexo durante el embarazo? Sííííí - Escort en Escorts2000

A lo largo de todo el embarazo se pueden mantener el tipo y cantidad de relaciones sexuales que se deseen, evitando sólo cualquier circunstancia que produzca molestias, dolor o cansancio por lo forzado de la posición. Esto suele ir relacionado con el trimestre de gestación en el que nos encontremos. Al principio puede haber algunos síntomas o molestias (hinchazón y sensibilidad en los pechos, náuseas, cansancio y sueño, indigestión, salivación excesiva, mareos, dolor de cabeza y congestión nasal) por parte de la embarazada y al final posibles molestias por el tamaño de la tripa o por cansancio. Para conocer estos cambios y variaciones, Escorts2000 os muestra cómo es el sexo durante el embarazo, trimestre a trimestre:

  • En el primer trimestre de embarazo: El primer trimestre de embarazo es el que sigue a las relaciones sexuales que dieron como fruto el mismo embarazo. Según cómo fueran esos últimos momentos la cosa puede mejorar mucho (si había nervios, impaciencia y ganas de conseguir el embarazo) o no cambiar tanto (si la pareja estaba en una fase de, simplemente, ir haciendo por si el bebé quería venir: “si llega, llega”). Con mejorar me refiero a que una vez el embarazo se ha confirmado, muchas parejas se relajan por fin,olvidando el embarazo como objetivo y dedicándose más a disfrutar.

Sin embargo, algunas mujeres prefieren evitarlo, bien porque prefieren no correr               riesgos (miedo a que pueda pasar algo), o bien porque no se encuentran del todo                 bien, por culpa de la fatiga, las náuseas y los vómitos o porque no acaban de ver que           embarazo y sexo sean dos palabras que puedan unirse.

La realidad es que si el embarazo transcurre de manera normal no hay riesgos a          evitar y se pueden mantener relaciones sin problemas. Además hay mujeres que,            al mejorar la irrigación de los órganos de la pelvis, tienen más sensibilidad y llegan              con mayor facilidad al orgasmo.

  • En el segundo trimestre de embarazo: suele ser la etapa en la que las mujeres más disfrutan, ya que el embarazo está más consolidado y los miedos que en el primer trimestre se tenían, suelen dar rienda suelta a la imaginación y al placer. Además la tripita no es todavía demasiado grande y los síntomas que al principio podían molestar, por norma general a lo largo de este trimestre ya han desaparecido. Sí que es verdad que a lo largo de este trimestre se empiezan a notar los movimientos de los bebés y hay mamás que toman más consciencia de su presencia dándoles miedo que hacer el amor pueda afectarles de alguna manera. Pero como anteriormente hemos comentado, el sexo sigue siendo totalmente seguro ya que el bebé está aislado totalmente del exterior a través del tapón mucoso que cierra la entrada el útero y claro está, siempre que la penetración se realice con delicadeza.
  • En el tercer trimestre de embarazo: parece ser que en este tercer trimestre el sexo empieza a ser un poquito más complicado, sobre todo por razones físicas. La tripita, pasa a ser una barriga considerable y la mujer puede sentirse más incómoda, más pesada, más cansada y a su vez el bebé se mueve más y con más fuerza. A la hora de practicar el sexo, se debe elegir una posición cómoda para los dos. Se suele decir que las posturas más cómodas son aquellas en las que la barriga no choca con el hombre o de espaldas a él, ya sea tumbada o a cuatro patas.

Por lo tanto chicas no os preocupéis, podéis seguir disfrutando del sexo estando embarazadas…

 

 

 

Sin Comentarios... ¡Escribe Uno!

Sé el primero en unirte a esta conversación.

¡Danos Tu Opinión!

  • (No será publicado)