Sexo en Pamplona en el despacho de mi Jefa

Sexo en Pamplona en el despacho de mi Jefa

No se puede empezar mejor la semana que teniendo Sexo en Pamplona en el despacho de mi Jefa. Ha sido la mejor forma de revitalizar la semana positivamente. Soy de Sangüesa, pero trabajo en Pamplona. He llegado a la oficina que trabajo a las nueve menos cuarto de la mañana. Es una pequeña empresa que trabajamos tres persona. Yo una compañera y mi jefa. La Raquel mi compañera está de vacaciones, ya que se dejó unos días para irse de viaje en septiembre. Cosa de precios claro. Mi jefa, algo madurita de 46 años muy bien conservada ha llegado a las 9 y media aproximadamente. Me encontraba en mi despacho cuando me ha parecido escucharla llantear. He salido de el y me he acercado a la puerta de su despacho a comprobarlo. Así era, estaba llorando. Varios minutos de espera sin saber que hacer, he decidido entrar.

Al verme, rápidamente se ha secado las lágrimas y como si nada pasara me ha dicho a  ver que deseaba. Yo sinceramente le dicho que llevaba un rato escuchándola llorar y que no aguantaba más estar escuchando sus llantos y su sufrimiento sin hacer nada. En ese momento a roto a llorar con mucha más fuerza. He salido del despacho y me acercado a la puerta de fuera a cerrarla con llave para evitar que nadie entrase. Al volver sus lloros eran fuertes y me he acercado a ella y con un cariñoso abrazo le preguntado si podía ayudarla. Me ha dicho que no, pero que agradeció que estuviera a su lado y mi apoyo con todo su alma. Sexo en Pamplona en el despacho de mi Jefa - Escort en Escorts2000

2000sexshop.com

La he dejado llorar en mi hombro unos diez minutos por lo menos, sin mediar ningún tipo de palabra ni ella ni yo. Parecía que se estaba tranquilizando cuando me ha preguntado si la puerta de la calle se encontraba cerrada con llave. Le contestado que sí. En pocos segundos, a vuelto a levantar su cara de mi hombro, quedando fijamente mirando mis ojos. Yo los he quitado una primera vez, pero al volverla a mirar, me ha besado mi boca. Sorprendido, me he dejado llevar a la espera de un nuevo movimiento de ella. Ha vuelto a unir su labio al mío y poco más tarde sin haberlo retirado, ha abierto la boca introduciendo su lengua en mi boca. Nos hemos comenzado a besar con mucha excitación. Ella que llevaba a la voz cantante del tema, me ha ido retirando la ropa hasta dejarme totalmente desnudo.

En esos momentos, ha comenzado hacerme un rico oral. Deslizaba su lengua por mi pene de arriba a bajo. Lo humedecia  por completo y introduciendo el pene entero en su boca cada vez que llegaba al capullo. Me ha excitado tanto que le he tenido que decir que se detuviera que me corría. Pese a mis palabras, ella ha seguido aumentando el ritmo. Me eyaculación ha sido seguida, le he avisado para no hacerlo en su boca, pero ella no se ha quitado y he vaciado mis huevos en su boca. Se ha levantado y me ha comenzado a besar. Yo la he empezado acariciar, mientras desprendía de su cuerpo el vestido con el que ha venido. Llevaba un tanga, pero iba sin sujetador, y eso me ha hecho volverme a excitar.

2000sexshop.com

La he tumbado encima de su mesa y he comenzado chupandole los pechos. Poco a poco iba deslizando mi lengua hacia abajo hasta llegar a su lindo coño. Me ha vuelto otro subidón, no tenía ni un solo pelo. Un humedisimo coño maduro tan suave como la piel de un bebé.  Se lo he empezado a comer, deslizando mi lengua desde su clítoris hasta su ano. En el ano,  introducía la lengua lo más que podía y volvía al clítoris sin despegarla de su piel. Ha tenido varios orgasmos seguido, cuando por mi nivel de excitación he introducido mi pene en ella, con embestidas profundas. La gran humedad de su coño y me excitación total, han vuelto hacer que me corra rápidamente, eyaculando esta vez en sus pechos.

Ha sido impresionante tener Sexo en Pamplona en el despacho de mi Jefa  con ella. No tengo ni idea cual era el problema, pero desde que hemos follado no a vuelto a llorar. Su cara refleja plena satisfacción, así que hasta mañana evitare mirarme al espejo para no ver mi cara.

Increíble, Sexo en Pamplona en el despacho de mi Jefa.

Sin Comentarios... ¡Escribe Uno!

Sé el primero en unirte a esta conversación.

¡Danos Tu Opinión!

  • (No será publicado)